13.2 C
Xalapa, MX
12 noviembre, 2019
Columnas

Ahora sí van por Yunes

ADELANTE

Pepe Valencia

La pinza se va cerrando en una estrategia que se pretende de precisión quirúrgica. La Fiscalía General de la República ha informado que no existe orden de aprehensión contra Miguel Ángel Yunes Linares… porque la liebre brincará por otro rumbo. Han circulado infinidad de noticias falsas en días recientes sobre este tema. No por casualidad.

Lo tienen vigilado para que no se les fugue. Lo conocen y saben que es adversario de cuidado. Aún se recuerda que siendo gobernador electo declaró que tras rendir protesta el primero de diciembre de 2016, daría a conocer información que cimbraría a México. Quién sabe qué negoció, porque a la mera hora resultó un simple parto de los montes.

Solía comentar el periodista Froylán Flores Cancela que, cansada de crear, la historia se repite. Esto viene a cuento porque en tiempos del gobernador Patricio Chirinos, el entonces secretario general de gobierno, Miguel Ángel Yunes, operó y preparó el terreno para aprehender a Dante Delgado.

¿Justicia? ¿Venganza? Vayan ustedes a saber. Lo cierto es que existen agravios difíciles de perdonar. ¿Recuerdan lo de “viejo guango”, o “que no se raje ese loco” y otras ofensas en campaña? No es indio el que no se desquita.

Primero fue removido el fiscal Jorge Winckler, hombre de confianza de Yunes Linares. Acaba de ser nombrada la nueva auditora general del Órgano de Fiscalización Superior, Delia González Cobos, que revisará con lupa las cuentas del anterior gobierno y presentará las denuncias correspondientes.

Así que, salvo que a Cuitláhuac García Jiménez lo releven de la gubernatura o que Andrés Manuel López Obrador deje la presidencia de México por enfermedad u otros motivos, el futuro de Miguel Ángel se vislumbra muy

parecido al que en diferentes momentos vivieron o viven antiguos conocidos suyos, como Javier Duarte de Ochoa, Flavino Ríos Alvarado y Dante Delgado Rannauro por mencionar sólo a sus homólogos. Lo curioso de esto es que en todos los casos anteriores intervino la férrea mano ejecutora de Yunes. De temible verdugo puede pasar a sentenciado.

No estoy en condiciones de proporcionar mayor información, pero sí de precisar que las instancias que están listas para actuar son el ORFIS y la Fiscalía General del Estado.

Es cuestión de días para que estalle la bomba que, esta sí, hará cimbrar a Veracruz. Sólo un milagro lo salvaría de la cárcel. ¿Existen?

PD.- Duarte se volvió columnista. Yunes puede escribir un libro.

Post Relacionados

Deje un comentario