13.5 C
Xalapa, MX
29 septiembre, 2020
Sin categoría

BREVES DE AGUARENA

ENÉSIMA VISITA PRESIDENCIAL A UN VERACRUZ INMERSO EN LA VIOLENCIA

Por Juan Salomón

En medio de reacciones encontradas de chairos y fifís, de partidarios y adversarios, Andrés Manuel López Obrador viene hoy al sur de Veracruz, incluida la ciudad de Minatitlán, donde hace exactamente una semana, el viernes santo, ocurrió una de las masacres más espantosas de que se tenga memoria, con saldo de 13 muertos, entre hombres y mujeres y un bebé de un año. Para colmo, hace apenas unas horas fue asesinada la presidenta municipal de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo Orea, junto con su esposo y su chofer, además de las múltiples ejecuciones de ésta y la anterior semana en distintas zonas del estado.

Maricela Vallejo Orea (la de la foto de arriba), alcaldesa de uno de los municipios más pobres del estado, ubicado en la sierra de Zongolica, había sido amenazada de muerte. Su esposo era el tesorero municipal.

¿A qué viene López Obrador? ¿A dar consuelo a los deudos? ¿A prometer que se castigará a los responsables de los crímenes? ¿A informar que ya fueron detenidos? ¿A brindar apoyo económico o de otro tipo a los familiares de las víctimas? ¿A reiterarles las condolencias? ¿A anunciar la llegada de fuerzas federales para reforzar la seguridad? ¿A repetir que en seis meses se reducirán los índices de violencia?

Hace dos días este reportero se encontró con un vecino en una de las colonias populares de Xalapa, el cual a manera de saludo, exclamó orgulloso:

–¡Tenemos un presidentazo! ¡Qué gran presidente tenemos, verdá de Dios!

Pensando que lo decía con sarcasmo, el columnista sonrió y esperó el remate.

–“Lo atacan los corruptos, los que añoran el pasado. Nunca me gustó el PRI. Tampoco el PAN –agregó excitado y sonriente–, aunque como usted sabe soy panadero. Hago el mejor pan de la colonia, en horno de leña, sí señor”.

Y así como el vecino panadero hay muchos que simpatizan con el presidente y creen ciegamente en él.

Por otro lado están los que juran a pie juntillas que López Obrador nos llevará a la peor crisis, que su populismo e ideas trasnochadas nos conducirán a un precipicio, “como Venezuela”.

Retomando las preguntas iniciales, muchos veracruzanos auguran que hoy sólo escucharán largos discursos, repeticiones de culpas y acusaciones a gobiernos pasados. Nada nuevo, palabras, palabras y más palabras. No pocos de los que por MORENA votaron, empiezan a arrepentirse o ya se arrepintieron.

Otros, en cambio, siguen apoyándole a ultranza. Este reportero, que votó por AMLO y por Cuitláhuac, aún abriga la esperanza de que nos irá bien a los mexicanos en general y a los veracruzanos en particular. ¡Ojalá!

Post Relacionados

Deje un comentario