17.5 C
Xalapa, MX
11 agosto, 2020
Internacionales Noticias Sin categoría

Derogación del secreto pontificio, compromiso papal con la justicia

México, 21 Dic (Notimex).- La eliminación del secreto pontificio en las denuncias, procesos y decisiones sobre casos de abusos a menores por miembros de la iglesia es un gran paso de avance que muestra que, junto con la mayor parte del clero, la jerarquía eclesiástica está deseosa de que se viva la justicia como debe vivirse, con apego a la verdad.

Así afirmó esta semana en entrevista con Notimex el padre Pedro Pablo González, integrante del Consejo Nacional de Protección a Menores de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). Según explicó, la reciente instrucción papal “Sobre la confidencialidad de las causas” ayuda mucho a la claridad de los operadores del derecho canónico.

“Evita que se preste a resquicios o malas prácticas en casos como los contemplados en la instrucción. Ahora todos tenemos claridad para ir a la justicia ante hechos de esa índole. Es un paso de avance, muestra del compromiso con la justicia de la autoridad católica”.

González precisó que cada obispo es padre rector de su iglesia local. Sin embargo, a partir de la entrada en vigor de la instrucción, justo después de su promulgación por el papa Francisco el martes pasado, “todos deben estar comprometidos con la búsqueda de la verdad ante estos casos”.

“Lo estamos haciendo bien. Es para que todos lo tengamos siempre presente y colaboremos con la verdad y la justicia”, agregó González.

La instrucción “Sobre la confidencialidad de las causas” establece que las diócesis de cada país deben proporcionar toda la documentación sobre los procesos y denuncias que solicite la autoridad judicial ante casos de abusos a menores.

Especifica que “no puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada ni a los testigos”.

Hasta su entrada en vigor, el Derecho Canónico imposibilitaba compartir las denuncias, informes y documentaciones en posesión de la iglesia con las autoridades civiles.

Sin embargo, contrario a algunas interpretaciones que han sucedido a la promulgación del decreto papal, la eliminación del secreto pontificio en los casos de abusos de menores por miembros de la iglesia no afecta al secreto de confesión.

En declaraciones a la agencia católica de noticias ACI Prensa, el secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, monseñor Juan Ignacio Arrieta, explicó que el secreto pontificio y el sigilo sacramental son “dos cosas completamente distintas”.

El sigilo sacramental, o secreto de confesión, “responde a leyes divinas que ninguna autoridad humana puede eliminar”, mientras que el secreto pontificio “es un tipo más riguroso de secreto de oficio, establecido y regulado por leyes humanas y que, en ciertas condiciones, se puede modificar o eliminar siguiendo los procedimientos marcados por esas leyes humanas”.

La instrucción de este martes coincidió con el cumpleaños del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. En tal sentido, la CEM, mediante un comunicado, felicitó al papa Francisco y aprovechó la ocasión para “celebrar y agradecerle” las disposiciones dadas a conocer el martes, “que dan un testimonio elocuente de su compromiso por la justicia, la transparencia y la protección de los más pequeños”.

-Fin de nota-

NTX/I/JGM/ECA

Post Relacionados

Deje un comentario