13.3 C
Xalapa, MX
16 diciembre, 2019
Cultura,Arte y Turismo

Efemérides 1 de Septiembre por Juan Rivero Valls

El compositor alemán Engelbert Humperdinck nació hoy hace 165 años
Por Juan Rivero Valls
A quienes nacimos después de la segunda mitad del siglo XX el nombre de Engelbert Humperdinck nos es muy familiar gracias al cantante inglés de nombre Arnold George Dorsey, nacido en la India, que en los años 60 colocó una canción llamada “I’ll Never Fall In Love Again” en los primeros sitios de popularidad; vendido millones de copias y cuyo nombre artístico era, precisamente Engelbert Humperdinck, tomado del compositor alemán del mismo nombre y quien nació hoy en Colonia hace 165 años. Estudió en el Conservatorio de Colonia y en el de Munich y gracias a su buen desempeño obtuvo diversas becas que le permitieron viajar por el mundo y empaparse de la música popular de otros sitios y de instrumentos novedosos para los europeos. Fue colaborador de Richard Wagner para el famoso Festival sacro Parzival en 1882; nombre que Wagner tomó del poema épico de Wolfram von Eschenbach, sobre la vida de este caballero de la corte del Rey Arturo. Humperdinck se convirtió, además en apoderado de Wagner del que, como es obvio, recibió una enorme influencia la que aprovechó y combinó con su gusto por la música popular y la literatura infantil. Su trabajo mas famoso es la ópera “Hansel y Gretel”, con argumento de su hermana Adelheide Wette, sobre el cuento de los hermanos Grimm. Humperdinck falleció en 1921 en Neustrelitz, una ciudad ubicada al noreste de Alemania a los 67 años de edad. Es autor de otras óperas como “La Bella Durmiente” y “Los Hijos el Rey”.


Edgar Rice Burroughs, creador de Tarzán, nació hoy hace 144 años
Por Juan Rivero Valls
Al escuchar la palabra Pulp Ficton nos viene a la mente de inmediato la cinta de Quintin Tarantino que, en México, llevó el nombre de “Tiempos Violentos”, pero ese nombre, en realidad, es el que se le daba a las historietas en los primeros años del siglo XX, debido al papel amarillento y de baja calidad en que eran impresas. Ésa era la lectura cotidiana de Edgar Rice Burroughs, un tipo como cualquiera, hijo de un veterano de la guerra de secesión convertido en industrial y se dedicaba a vender sacapuntas al por mayor y en sus ratos libres leía historietas y que nació hoy en la ciudad de Chicago hace 144 años, hasta que un día se le ocurrió que si él era capaz de leer toda la basura que se publicaba, también podría escribirla, así que hizo una historia que se llamó “Bajo las lunas de Marte” que fue publicado por la revista All-Story, una novela “serializada” (en otras circunstancias la llamaríamos por entregas) con un buen éxito y decidió entonces dedicarse de tiempo completo a la escritura de historietas de ficción, entre ellas una que se llamó “Tarzán de los monos”. Cuando esta historieta fue publicada en octubre de 1912, causó verdadero furor. Los ejemplares se vendieron por miles y Borroughs tomó la decisión de explotar su personaje por todos los medios posibles: escritura, tiras cómicas y cine. De hecho, su hija mayor Joan se casó con el actor James H. Pierce que fue el cuarto intérprete de Tarzán (la foto que pongo es de Pierce y Joan Burroughs en su boda, él vestido como Tarzán, cargándola a ella vestida de novia). El éxito de Tarzán hizo a Buroughs un hombre muy rico, lo que le permitió comprar un enorme rancho en California al que llamó Tarzana. Tiempo después, la comunidad que se formó ahí adoptó el nombre de Tarzana, California. Al estallar la II Guerra y con casi 70 años, Burroughs se convirtió en corresponsal de guerra en Hawai donde vivía. Además de Tarzán escribió muchos relatos fantásticos como su serie marciana o su serie de Venus. Falleció en Encino, California hace 69 años, cuando tenía 85 de edad.
  

El poeta Blaise Cendrais cumple hoy 132 años
Por Juan Rivero Valls
Cuando tenía 17 años, Blaise Cendrais, quien nació hoy en Bruselas hace 132 años, y cuyo verdadero nombre era Frédéric-Louis Sauser, se escapó de la escuela de comercio de París para ir a la URSS en plena efervescencia revolucionaria, para instalarse en San Petersburgo y de ahí viajar constantemente a todos los lugares posibles. Al estallar la Primera Guerra se enroló en la Legión Extranjera y en la batalla perdió el brazo derecho y se dedicó a escribir poesía. Se hizo amigo de toda la intelectualidad de la época, en especial del pintor Amadeo Modigliani, quien le pintó este retrato que reproduzco. La poesía de Cendrais habla de su admiración por la vida, por los viajes y por la belleza femenina. Se interesó también por el cine y en 1923 escribió y dirigió una cinta llamada “La venera nera”, de la que, posteriormente, en el 2010, se filmó una versión moderna bajo la dirección del tunesino Abdellatif Kechiche. Viajó a los Estados Unidos y ahí trabajó un texto con imágenes inventando lo que hoy conocemos como “collage”. Al estallar la II Guerra Mundial trabajó como corresponsal de guerra para un diario británico, inaugurando el “reportaje literario”. Al final de su vida dejó de lado la poesía y comenzó a escribir novela; entre ellas “Oro”, de enorme éxito. Falleció en París a los 74 años de edad. Les voy a dejar por aquí una breve muestra de su talento poético:

Los días de fiesta
cuando indios y vaqueros se embriagan
con whisky y con pulque
Dorypha baila
Al ritmo de una guitarra mexicana
Tocando habaneras tan cadenciosas
Que desde lugares distantes llegan
Para admirarla
Ninguna mujer sabe, tan bien como
Ella lo hace, lucir el mantón de Manila
Adornar sus rubios cabellos
Con un listón
Con un peine
Con una flor

El escritor guanajuatense Efrén Hernández nació hoy hace 115 años
Por Juan Rivero Valls
Un buen día, en el salón de clases, el maestro preguntó: ¿qué son tachas? Y esa sola pregunta da paso a un cuento fantástico; tachas, tiene dos opciones: se trata de una línea horizontal que se marca sobre una palabra o un número mal escrito o bien, a aquellas mujeres que se llaman Anastasia, si se les quiere mucho, se les dice “Tachas”. Ésa simple pregunta y mirar por la ventana nos remite a una serie de reflexiones interiores de enorme profundidad porque los personajes de Efrén Hernández, quien nació hoy en León Guanajuato hace 115 años no interactúan con nadie (o casi) y encontramos una serie de largos y sesudos monólogos tal vez reflejando un poco la vida del propio escritor; un hombrecillo oscuro al que Paz define como un hombre con “cara de roedor asustado que se esconde detrás de los papeles de su escritorio y viste como escribiente de notaría” y es que Hernández no participaba de las tertulias ni aparecía en los eventos; cosa extraña en momentos de gran efervescencia cultural donde el sonoro estridentismo se apoderaba por asalto de la cultura en México. Hernández se mantuvo apartado, como su literatura, que solo surgió plena a la luz después de su fallecimiento. Escribió novela, poesía y cuento y es, precisamente en este género, donde se destacó mas con su ya citada “Tachas” o “El señor de palo”. Cuando falleció en la ciudad de México, en 1958, tenía escasos 54 años de edad. Les voy a dejar de muestra uno de sus poemas.
Lo que una vez, perecedero, ha sido;
lo que ahora ya no es, lo ahora ausente,
lo desaparecido,
la memoria lo guarda
dolorida amorosa, insuficiente.

Recordar es arder, morir, quemarse un poco
por reencender un poco lo extinguido.

Y acabar de morir,
morir enteramente,
huir con la memoria,
con toda la memoria
y todo el corazón, a donde ha huido
lo desaparecido
para siempre jamás, eso es olvido.


El escritor católico Francois Mauriac falleció hoy hace 49 años
Por Juan Rivero Valls
Cuando estalló la guerra civil española el escritor francés, Francois Mauriac, quien falleció hoy en París hace 49 años, debido a su profunda convicción religiosa dudaba en manifestarse por alguno de los bandos. Mientras la intelectualidad europea repudiaba a Franco, la derecha católica aplaudía la guerra contra los infieles anarquistas pero hubo un evento que lo decidió todo: Guernica. La masacre cometida por los bombarderos nazis que Hitler envió en apoyo a Franco y la muerte, sobre todo de los sacerdotes vascos que apoyaban abiertamente a la República. Desde la publicación de su  poemario “Manos Juntas”, Mauriac, que había nacido en Burdeos a finales del siglo XIX (1895) se mostró como un escritor profundamente creyente aunque esto no le impidió abrazar la democracia. Durante la primera guerra mundial, donde trabajó como chofer de ambulancia, se enamoró perdidamente de un soldado francés, pero ese amor nunca llegó a concretarse, dejando en Mauriac un profundo dolor que manifestó toda su vida, ya que nunca sacó a la luz su homosexualidad; de hecho se casó y tuvo hijos, tal voz por eso, en su único guion cinematográfico “Pan de vida”, el protagonista es un homosexual reprimido que se casa con una mujer por guardar las apariencias, aunque tiene una vida infeliz que dedica plenamente a Cristo. Durante la II Guerra Mundial formó parte de la resistencia contra los nazis. Fue un aliado incondicional de Charles De Gaulle y apoyó la causa argelina durante la guerra de independencia de ésta. En sus novelas como “La carne y la sangre” o “El desierto del amor”, narra la pobreza de espíritu de aquellos que se han alejado de dios. Fue miembro de la Academia Francesa de la Lengua y en 1952 recibió el Premio Nobel de Literatura. Cuando falleció tenía 85 años de edad.

La académica mexicana María del Carmen Millán falleció hoy hace 37 años
Por Juan Rivero Valls
Cuando cursaba los primeros años de la carrera de comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, teníamos una cierta relación con Radio Educación que, en ese entonces, dirigía María del Carmen Millán (entre 1973 y 1976). Relación que se acentuó mucho mas cuando varios de mis compañeros ingresaron a esa radiodifusora a trabajar. Así que cuando le platiqué a mi madre ella recordó que la maestra Millán había sido su compañera en la Escuela Nacional Preparatoria y en la Facultad de Filosofía y mientras mi madre no siguió la vía académica sino muchísimos años después, María del Carmen Millán continuó en la Universidad, primero haciendo una maestría y después como investigadora. Fue directora de divulgación de la SEP y la primera mujer en ser nombrada miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua ocupando la silla XII, misma que en algún momento ocupó José Rubén Romero. Cuando falleció tenía 68 años de edad.

Se cumplen hoy 80 años del inicio de la II Guerra Mundial
Hoy se cumplen 80 años de la segunda muestra de la estupidez colectiva (la primera fue, precisamente, la Primera Guerra Mundial) los nazis invaden Polonia, dando inicio así a la Segunda Guerra Mundial que dejó más de 60 millones de muertos y que dividió al mundo en dos. Duró exactamente seis años, pues mañana, 2 de septiembre, se cumplen 74 de su finalización

Hace 16 años, la UNESCO nombro a la película “Los olvidados” de Luis Buñuel, como Memoria del Mundo
Por Juan Rivero Valls
Luis Buñuel había llegado a México, procedente de Hollywood, para ver algunas locaciones de una cinta que iba a dirigir: “La casa de Bernarda Alba” basada en la genial obra de su amigo y compañero de la Residencia de Estudiantes de Madrid, Federico García Lprca, que le había ofrecido el productor francés Ronald Tual y que se rodaría en locaciones de París y México, así que Buñuel se reunió con el productor francés de origen ruso Oscar Dacingers que se había exiliado en nuestro país. Aquí se enteró de que los derechos de la película habían sido vendidos a otra productora, por lo que se cancelaba la filmación; sin embargo, Dacinger le ofreció dirigir una película comercial: Gran Casino, con el actor Jorge Negrete y Libertad Lamarque. La cinta fue un rotundo fracaso y cuando Buñuel estaba a punto de abandonar su idea de hacer cine, el propio Dacinger le ofreció dirigir otra cinta, “El Gran Calavera”, una cinta protagonizada por Fernando y Andrés Soler, Rosario Granados y Rubén y Gustavo Rojo y que tuvo un enorme éxito. La gran aceptación de esta cinta, hizo que Dacinger le ofreciera la filmación de una cinta mas acorde con la idea que Buñuel tenía sobre el cine; éste le propuso un argumento sobre la vida de un adolescente vendedor de lotería en la ciudad de México que se llamaría “¡Mi huerfanito, jefe!, pero a Dacinguer no lo convenció, así que le propuso hacer una cinta sobre los niños pobres de la Ciudad de México. Buñuel se puso a escribir de inmediato y en 1950 inició el rodaje de “Los Olvidados”, con los estelares de Roberto Cobo, Alma Delia Fuentes, Stella Inda, Miguel Inclán y Alfonso Mejía, entre otros. La cinta se estrenó ese mismo año, pero el drama era tan intenso y el final tan crudo, que Dacingers obligó a Buñuel a filmar un segundo final; este feliz, por si el primero no le gustaba al público; pero por fortuna no sucedió así. La película tuvo un gran éxito y fue enviada al Festival de Cannes representando a México, donde tuvo el primer lugar y Buñuel fue nombrado el mejor director; pues esa cinta extraordinaria hoy, hace 16 años, fue nombrada por la UNESCO como “Memoria del Mundo”; distinción que en el séptimo arte, solo tienen las cintas “Metrópolis” de Fritz Lang, “El Mago de Oz” de Víctor Flemming y la filmografía completa de los hermanos Lumiere.

Post Relacionados

Deje un comentario