10.3 C
Xalapa, MX
29 enero, 2020
Cultura,Arte y Turismo

Efemérides 10 de Enero por Juan Rivero Valls

El independentista Melchor de Talamantes nació hoy hace 255 años
Por Juan Rivero Valls
Durante el proceso de independencia de México participaron muchos hombres nacidos fuera del territorio de la Nueva España, especialmente en la Península Ibérica, pero hubo algunos como el fraile mercedario (de la orden de Las Mercedes) fray Melchor de Talamantes, que nació hoy en Lima, Perú, hace 255 años. Allí estudió y se ordenó sacerdote e, incluso, fue consejero del virrey del Perú Francisco Gil de Taboada, pero en 1798 viaja a la Nueva España cuando tenía 33 años de edad. Su pretensión era estar un corto tiempo, mientras que España, aliado con la República de Francia, después de firmar el Tratado de San Idelfonso que ponía fin a una disputa por el condado del Rosellón, un pequeño territorio en Los Pirineos que estuvo en disputa entre Francia y España desde el siglo XIII y por el cual se firmaron varios acuerdos que se rompieron; el primero entre Fernando de Aragón y el rey Carlos VIII de Francia. Después de la firma del Tratado de Los Pirineos (o de San Idelfonso) el territorio pasó a manos de Francia. Ambas naciones, firman este tratado para defenderse de los ataque piratas de las embarcaciones inglesas. En esta convulsión de la metrópoli, Talamantes decide quedarse en la Nueva España y hace amistad con Jacobo de Villaurrutia, entonces el único oidor criollo de la Real Audiencia y director del Diario de México quien nombra a Talamantes como censor del Diario. En 1807 el entonces virrey José de Iturrigaray le encomienda viajar al noreste de la Nueva España para establecer los límites de la frontera de Luisiana y Texas, pero los acontecimientos en Europa le impiden viajar; no obstante escribe un reporte donde anticipa el futuro de Texas: “Es de muy temer que los ingleses, que no conocen límites en su ambición y mala fe, tampoco quieran conocerlos en sus posesiones y que si la España no se aprovecha prontamente de las proporciones que se le presentan se vea despojada con el tiempo de la provincia de Texas, abriendo las puertas de sus preciosos dominios a unos vecinos inquietos, turbulentos y demasiado formidables por sus miras ambiciosas”. Al ser invadida España por las tropas napoleónicas y abdicado los Bayona, Talamantes inicia el proceso de la instauración de una Junta Gubernativa; escribe sobre la necesidad de, ante la falta de Rey, independizarse brevemente de la metrópoli (España) hasta que Fernando VII sea repuesto en el trono (lo mismo que planteaba Hidalgo). Fue entonces detenido por la Inquisición y enviado a San Juan de Ulúa donde permaneció encadenado para ser enviado a España, pero enfermó de fiebre amarilla, muriendo en prisión en 1809.

El poeta chileno Vicente Huidobro nació hoy hace 127 años
Por Juan Rivero Valls
El “creacionismo” en la poesía pretende hacer de ésta una imagen representativa; es decir, el poema halla su significado en si mismo, por lo que el objeto es el propio poema y no su contenido. Esta corriente, que tuvo gran auge entre los poetas de la primera mitad del siglo XX fue iniciada por el poeta chileno Vicente Huidobro, quien nació hoy en Santiago hace 127 años. Después de luchar activamente en la Guerra Civil española del lado republicano y en la II Guerra Mundial del lado aliado y ser miembro activo del Partido Comunista de Chile, Huidobro muere en la provincia chilena de Cartagena a los 55 años de edad. Les dejo este breve poema:
Fatiga
Marcho día y noche
como un parque desolado.
Marcho día y noche entre esfinges caídas de mis ojos;
miro el cielo y su hierba que aprende a cantar;
miro el campo herido a grandes gritos,
y el sol en medio del viento.
Acaricio mi sombrero lleno de luz especial;
paso la mano sobre el lomo del viento;
los vientos, que pasan como las semanas;
los vientos y las luces con gestos de fruta y sed de sangre;
las luces, que pasan como los meses;
cuando la noche se apoya sobre las casas,
y el perfume de los claveles gira en torno de su eje.
Tomo asiento, como el canto de los pájaros;
es la fatiga lejana y la neblina;
caigo como el viento sobre la luz.
Caigo sobre mi alma.
Y me rompo en pedazos de alma sobre el invierno;
caigo del viento sobre la luz;
caigo de la paloma sobre el viento

El pionero estadounidense, William Cody “Buffalo Bill” falleció hoy hace 103 años
Por Juan Rivero Valls
En su “Libro para el convaleciente” el genial escritor y humorista español Enrique Jardiel Poncela (Espérame en Siberia Vida Mia, ¿Pero es que hubo alguna vez 11 mil vírgenes”, La Tourneé de Dios” entre otros títulos) narra un pasaje del viejo oeste. Resulta que el padre de Bufalo Bill está gravemente enfermo y decide visitarlo en su cabaña en medio de una llanura solitaria; al verse Billy exclama ¡Padre! y recibe como respuesta un ¡Hijo! Y así se repite este saludo durante dos páginas y el autor explica “estimado lector, usted perdonará la pobreza de lenguaje, pero América es un país joven”. Los indios, al enterarse, rodean la cabaña y comienzan a disparar en contra de Billy que resiste estoicamente, hasta que una flecha lo hiere mortalmente. Los 500 indios que habían rodeado la cabaña entran a ella y les cortan el cuero cabelludo. Billy muere, pero su padre se cura porque, en realidad, lo que le estaba matando era el tinte del bisoñé. Evidentemente es una versión cómica de la vida de William Frederick Cody, apodado como “Buffalo Bill” quien falleció en la ciudad de Denver hace 103 años. La familia Cody, originaria de Toronto, Canadá, se estableció en Iowa donde William nació y su padre Isaac Cody era un anti esclavista y durante la guerra de Secesión dio un discurso en Kansas, donde residía exacerbando a los esclavistas y uno de ellos se abalanzó sobre de él y le clavó un puñal en el pecho. Billy tomó a su padre y, efectivamente huyó con él a una cabaña alejada donde el padre se recuperó parcialmente, pero a fin de cuentas, unos años después fallece producto de la herida sufrida. William entra entonces al servicio postal llamado “Pony Express”, se vuelve guía civil del ejército durante la construcción del ferrocarril y las “Guerras Indias”. Su apodo, Buffalo, lo gana gracias a su habilidad para cazar bisontes como proveedor de alimento para los trabajadores del ferrocarril, pero también los cazaba por gusto llegando a matar a mas de 50 en un solo día. Se establece en Wyomimg donde funda la ciudad de Cody y organiza un espectáculo del oeste al que llama “Buffalo Bill’s Wilde West” con el que recorre los Estados Unidos y varios países europeos al lado siempre del indio “Toro Sentado” pues, a pesar de su fama, fue un fuerte defensor de los derechos indígenas. Cuando fallece en Denver tenía 71 años de edad.


La escultora británica Barbara Hepworth cumple hoy 117 años
Por Juan Rivero Valls
En la sede de las Naciones Unidas en Nueva York hay una escultura que asemeja a una hoja de árbol con un hueco redondo en su parte superior izquierda. Esta escultura es, en realidad, un monumento dedicado a Dag Hammarskjöld, quien fuera Secretario General de la ONU en los años 50, asesinado al ser derribado el avión en que viajaba para mediar en un conflicto en el Congo, obra de la escultora británica Jocelyn Barbara (así, sin tilde) Hepworth, quien nació hoy en Wakefield, una localidad del condado de West Yorkshire, hace 117 años. Barbara Hepworth estudió en el Royal College of Art de Londres y sus esculturas, influidas por su amigo Henry Moore, presentaban como característica principal los espacios huecos dentro de la estructura. Falleció en su taller en St. Ives durante un incendio a los 72 años de edad.

El escultor vasco Eduardo Chillida nació hoy hace 96 años
Por Juan Rivero Valls
Las historias entre el escultor Eduardo Chillida y el cantante popular Julio Iglesias tienen un cierto paralelismo: ambos quisieron ser porteros de fútbol; el primero de la Real Sociedad de San Sebastián y el segundo del Real Madrid y ambos tuvieron que dejar el fútbol por sendas lesiones dedicándose a distintas ramas del arte. Chillida, bastante mayor que Iglesias, nació hoy en San Sebastián hace 96 años. Ingresa a la Universidad de Madrid para estudiar arquitectura; carrera que abandona para dedicarse a la escultura. Viaja a París donde conoce a Pablo Picasso con quien entabla una fuerte amistad. Sus primeras obras escultóricas son torsos moldeados en yeso, pero al regresar definitivamente a San Sebastián y descubrir la forja de hierro, dio un giro de 180 agrados a su trabajo. Recibió numerosos premios nacionales e internacionales en Francia, Estados Unidos, Inglaterra (en donde fue nombrado miembro de la Royal Academy of Arts) y Japón. Recibió asimismo, el premio Príncipe de Asturias a las artes. Falleció en su ciudad natal en el 2004 a los 80 años de edad.

La poetisa chilena Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura, falleció hoy hace 63 años
Pr Juan Rivero Valls
Hoy se cumplen 63 años del fallecimiento de la única mujer latinoamericana galardonada con el Premio Nobel de Literatura: Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, quien se firmaba como Gabriela Mistral, nombre que adoptó en homenaje a sus dos poetas favoritos: el italiano Gabriele D’Annunzio y el francés Frédéric Mistral. Aunque no estudió la carrera magisterial y que obtuvo el grado por validación de conocimientos, fue invitada por José Vasconcelos, entonces secretario de educación de México para desarrollar el sistema educativo modelo mexicano (que apenas en esta administración se pretende cambiar). Gabriela Mistral, que nació en la provincia de Vicuña, Chile en 1889, fue una viajera incansable, diplomática de su país durante mas de 25 años; en Nicaragua, César Augusto Sandino la nombra “Benemérita del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional”. Reside en Nueva York con su amiga, secretaria y confidente Doris Dana (hay quien dice que las unía una relación sentimental que Dana siempre negó) donde fallece a los 67 años de edad. Les voy a dejar por aquí este breve poema:

Si yo te odiara, mi odio te daría
en las palabras, rotundo y seguro;
pero te amo y mi amor no se confía
a este hablar de los hombres, tan oscuro.

Tú lo quisieras vuelto en alarido,
y viene de tan hondo que ha deshecho
su quemante raudal, desfallecido,
antes de la garganta, antes del pecho.

Estoy lo mismo que estanque colmado
y te parezco un surtidor inerte.
¡Todo por mi callar atribulado
que es más atroz que el entrar en la muerte!

El líder opositor nicaragüense Pedro Joaquín Chamorro fue asesinado hoy hace 42 años
Por Juan Rivero Valls

El asesinato de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, líder opositor del régimen tiránico de Anastasio Somoza Debayle en Nicaragua, hoy hace 42 años, fue la gota que derramó el vaso para la sublevación popular que finalmente concluyó con un régimen dictatorial iniciado por Anastasio Somoza García en 1937 y continuado por sus hijos Luis y Anastasio. Recuerdo que en esas fechas, aquí en Xalapa, a través de la Dirección de Extensión Universitaria, bajo el mando de Manolo Zepeda, filmábamos una película basada en una larga entrevista que Margarita Suzan y Miguel Necoechea habían hecho a Tomás Borge, entonces el único sobreviviente de los fundadores del Frente Sandinista de Liberación Nacional, llamada “El amanecer dejó de ser una tentación”, donde se reconstruía la historia del grupo guerrillero y en él participaban, además de muchos xalapeños; entre ellos Pepe Maya, Estela Jurado y Ángel José Fernández, varios combatientes del Frente refugiados en México y, curiosamente, el día que concluimos la filmación, el 19 de julio de 1979, cayó Anastasio Somoza, por lo que ese fin de filmación se convirtió en una gran fiesta en La Tasca, ubicada en ese entonces en la calle de Bravo. La viuda de Pedro Joaquín Chamorro, Violeta Barrios de Chamorro, se convirtió, en 1990 en la primera mujer latinoamericana en ser elegida democráticamente como presidenta de la república.

El poeta Luis Rius falleció hoy hace 36 años
Por juan rivero Valls
Muchos de los refugiados españoles llegaron a México con sus familias; hijos nacidos en España pero formados en nuestro país a los que se les conoce como “niños de la guerra” o la “segunda generación de refugiados españoles” entre los que destacan personajes como Tomás Segovia, Nuria Parés, Tomás Durán, Ramón Xirau y quien nos ocupa hoy Luis Rius Azcoitia, entre otros. Rius Azcoitia, que falleció hoy hace 36 años en la ciudad de México, llegó a nuestro país con escasos 9 años de edad. Estudió filosofía y letras en la UNAM y dirigió la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guanajuato y enseñó en la UNAM, en la Universidad de San Luis Potosí y en el City College. Es autor de una fenomenal biografía del también exiliado poeta León Felipe. Se casó con la gran bailarina de flamenco mexicana Pilar Rioja y su poesía adquirió un color mas gitano. Fundó varias revistas literarias y escribió en diarios nacionales como Excélsior o El Heraldo. Falleció a los 54 años de edad. Les voy a dejar este breve poema.
Canción de amor y sombra

Quiero sembrarme en ti. No me conformo
con tu piel, ni con tu risa, con tu aliento.
No me bastan tus ojos y tus labios.
Tu sangre quiero.
Tenderte junto a mí,
desmadejar tu pelo
sobre el césped, sentirlo embravecido
como el torrente negro.
Deslizar mi silencio por tu lengua.
Beber de ti en tus pechos.
Surcarte libre, único, infinito,
como el barco en el mar y el pájaro en el cielo.
Enamorar tu entraña con mi entraña.
Herir de paz tu cuerpo.
Yo callo triste, tú besas mis manos,
mientras gime de amor mi pensamiento.


El poeta mexicano Mario Santiago Papasquiaro falleció hoy hace 22 años
Por Juan Rivero Valls
En 1975, en la ciudad de México, un grupo de 20 jóvenes poetas decidieron “volarle la tapa de los sesos a la cultura oficial” y formaron un movimiento poético de ruptura al que llamaron “Infrarrealismo”. Entre estos poetas se encontraba José Alfredo Zendejas Pineda que, para publicar (aunque en vida lo hizo muy poco) utilizó el nombre de Mario Santiago Papasquiaro ya que, a su decir, José Alfredo solo hay uno (Jiménez) y el Santiago Papasquiaro como homenaje a José Revueltas adoptando el nombre del pueblo donde nació éste y quien falleció hoy en la ciudad de México hace 22 años. Estudió un año de Filosofía y Letras, carrera que abandonó para entrar luego al taller de poesía que impartía Juan Bañuelos (de “La espiga amotinada”) organizado por la dirección de difusión cultural de la UNAM, pero pronto organizó un intento de “golpe de estado” recabando firmas para destituir a Bañuelos del taller. Conoció al poeta chileno Roberto Bolaño con quien, junto con otros jóvenes, fundaron el movimiento infrarrealista. Cuando falleció tenía 35 años al ser atropellado por un auto en la ciudad de México. Les dejo este poema de su autoría.
SÁCALE LA FLAMA AL DIABLO
Para el Poncho Soriano

1 Clochard mexicano llamado Gautier
Chinche ambulante
Lo más lejos del ruido lechoso de esta vaga ciudad
Incrustada en su coño
Como mosca ladeándose en la orilla de 1 sope
Su botella / dormida & soñándose
1 frío de la gran puta
Toda ilusión destrozada
Pero él sueña & lo hace deveras
Vuela entre grietas
Recorre el olvidado olor de mágicos bosques
Es mexicano & su apodo: franchute revuelto en ajenjo
Con la letra que arranca su nombre
nos enseñaron de chavos a gargarear borborigmos
Hoy / la luz Lucifer de los otros
se le escama
se hunde
glugluteante se resbala & se pela
Él se rasca rebotando en sí mismo
No hay banca de parque
ni ojos de hada
que le den albergue o sustento
Es 1 chingón de los buenos
Muerto sí / Pero en vida /
En el trompo jugoso sangrante de esta vida risueña
Así como no hay dientes sin boca
Ni gatos chillones sin ratas
Ni musgo sin verde
Ni sol que de pendejo no se caiga a lamer el aroma
de cualquier torva azotea.

El gran Andrés Henestrosa falleció hoy hace 12 años
Por Juan Rivero Valls
Aprendió a hablar español a los 15 años de edad, pues antes de eso solo lo hacía en su lengua materna, el zapoteco y, a pesar de ello se convirtió en uno de los hombres de letras castellanas mas importantes del México Moderno. Llegó a esa edad a la ciudad de México, proveniente de su natal San Francisco Ixhuatán, en el estado de Oaxaca. Andrés Henestrosa ingresó entonces en la escuela normal para maestros donde aprendió el español y posteriormente a la escuela de jurisprudencia, aunque no terminó la carrera, pero uno de sus maestros, Alfonso Caso, lo animó para que escribiera las leyendas zapotecas de su pueblo. Henestrosa, que falleció hoy en la capital mexicana hace 12 años, escribió entonces “Los hombres que dispersó la danza”. Trabajó para la campaña presidencial de José Vasconcelos. Su gran obra fue la “castellanización” del idioma zapoteco y la creación de un diccionario Zapoteco-Español. Fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua en la que fungió además como bibliotecario. Fue diputado y senador por su estado natal. Cuando falleció, don Andrés tenía 102 años de edad. Les dejo este son de su autoría.
Niña, cuando yo muera
no llores sobre mi tumba;
toca sones alegres, mi vida,
cántame La Sandunga.

Toca el Bejuco de Oro,
la flor de todos los sones;
canta La Martiniana, mi vida,
que alegra los corazones.
no me llores, no, no me llores no;
porque si lloras yo peno,
en cambio si tú me cantas, mi vida,
yo siempre vivo, yo nunca muero.

Si quieres que no te olvide,
si quieres que te recuerde,
toca sones alegres, mi vida,
música que no muere.

No me llores, no, no me llores no;
porque si lloras yo peno,
en cambio si tú me cantas, mi vida
yo siempre vivo, yo nunca muero.

La poetisa y compositora e intérprete argentina María Elena Walsh falleció hoy hace nueve años
Por Juan Rivero Valls
Siempre he pensado que escribir para un público infantil debe ser complicadísimo y por eso siento admiración por quienes se dedican a ello sin caer en bobalicadas como mi querido sobrino Marcos Almada Rivero y su “Óscar el Tlacuache” o las “Aventuras de Teporingo” (no es promoción, pero sí) y por ello me gustaría dejar constancia de María Elena Walsh, una escritora, poetisa y música argentina que falleció hoy en la ciudad de Buenos Aires hace nueve años y su trabajo toma tal relevancia que en su país fue considerada como “mito viviente, prócer cultural y blasón de casi todas las infancias”. Los poemas y las canciones de María Elena Walsh como “La pájara pinta” o “El mundo del revés” han sido cantadas y popularizadas por muchos intérpretes latinoamericanos dedicados al público infantil, pero ella no solo escribió para los niños, también tiene algunas canciones para los adultos, pero su verdadera trascendencia se lo da el público infantil. Hija de un inglés que había llegado a Buenos Aires para hacerse cargo de la contabilidad del Ferrocarril del Oeste, se crió en la ciudad de Ramos Mejía y luego en el Gran Buenos Aires donde vivía en una casa enorme con animales de corral y grandes jardines. A los 12 años ingresa a la escuela de Bellas Artes y escribe algunos poemas que publican diarios locales. A los 17 años fallece su padre y ella publica su primer poemario “Otoño Imperdonable” que es elogiado por grandes personalidades como Jorge Luis Borges, Neruda y Juan Ramón Jiménez; de hecho, éste último la invita a pasar una temporada en su casa de Maryland, en Estados Unidos y ella acepta, pero la relación con el escritor español es tensa y desagradable. Los seis meses que pasó allí fueron para ella un infierno, pero de alguna manera influyeron en su forma de escribir adoptando la balada como medio. De esta estancia ella escribió “Tiempo perdido”:
Como a sus vanas hojas
el tiempo me perdía.
Clavada a la madera de otro sueño
volaban sobre mí noches y días.

Poblándome de una
nostalgia distraída
la tierra, el mar, me entraban en los ojos
y por ociosas lágrimas salían.
Conoce por correo Leda Valladares en 1951 quien la invita a unírsele en una aventura europea; ella acepta y viaja a Panamá donde se encuentran y de allí a París donde se dedican a cantar canciones del folclor argentino y algunas de Atahualpa Yupanqui quien por ese entonces radicaba en Paría. De regreso a Argentina comienza a trabajar para los niños, con canciones y poemas que trascendieron y le dieron la enorme fama que ahora tiene. Cuando falleció en la ciudad de Buenos Aires tenía 81 años. Les dejo este poema “El Mono Liso”.

¿Saben saben lo que hizo
el famoso Mono Liso?
A la orilla de una zanja
cazó viva una naranja.

¡Qué coraje, qué valor!
Aunque se olvidó el cuchillo
en el dulce de membrillo
la cazó con tenedor.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

A la hora de la cena
la naranja le dio pena,
fue tan bueno el Mono Liso
que de postre no la quiso.

El valiente cazador
ordenó a su comitiva
que se la guardaran viva
en el refrigerador.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

Mono Liso en la cocina
con una paciencia china
la domaba día a día,
la naranja no aprendía.

Mono Liso con rigor
al fin la empujó un poquito
y dio su primer pasito
la naranja sin error.

La naranja, Mono Liso,
la mostraba por el piso,
otras veces, de visita,
la llevaba en su jaulita.

Pero un día entró un ladrón,
se imaginan lo que hizo,
el valiente Mono Liso dijo:
“Ay, qué papelón”.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

A la corte del Rey Momo
fue a quejarse por el robo,
mentiroso, el rey promete
que la tiene el gran bonete.

Porque sí, con frenesí
de repente dice el mono:
“Allí está detrás del trono
la naranja que perdí”.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

Y la reina sin permiso
del valiente Mono Liso
escondió en una sopera
la naranja paseandera

Mono Liso la salvó
pero a fuerza de tapioca
la naranja estaba loca
y este cuento se acabó.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.


El escultor venezolano (de origen holandés) Cornelis Zitman, falleció hoy hace cuatro años
Por Juan Rivero Valls
Holanda invadió y dominio el archipiélago de Indonesia durante mas de 350 años y, sin embargo, su presencia es mínima y los habitantes nunca adoptaron el idioma holandés como propio. Los pocos holandeses que residían en Indonesia formaban una casta que no se mezclaba con la población nativa y, sin embargo, la reprimían y explotaban ferozmente. Ante esta situación, ya bien entrado el siglo XX, Cornelis Zitman, quien falleció hoy en la ciudad de Caracas hace cuatro años, se negó a hacer el servicio militar y para evitar ser detenido, se embarcó en un buque petrolero que iba a Venezuela a recoger su cargamento de petróleo. Allí encontró trabajo como dibujante de una compañía constructora mientras, en su tiempo libre, dibujaba y comenzaba a moldear sus primeras esculturas. Su primera exposición internacional fue en 1971, en París con tan buen éxito, que comenzó a exponer por toda Europa, incluso en su natal La Haya. Cuando falleció en la ciudad de Caracas, tenía 90 años de edad.

El poeta uruguayo/mexicano Saúl Ibargoyen falleció hoy hace un año
Por Juan Rivero Valls
Entre la década 50-60 del siglo pasado, Uruguay pasó de ser una de las economías mas fuertes de América latina a un crecimiento negativo de manera sostenida, lo que provocó una severa crisis económica a un país con poca o nula industria y una actividad agropecuaria (especialmente ganadera) estancada desde 20 años atrás, producto de la crisis del 29 en Estados Unidos, principal receptor de los productos uruguayos. Ante la crisis los uruguayos se plantean diversas alternativas. La revolución Cubana en su apogeo se veía por un sector como el modelo a seguir y surge entonces el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaro que busca la instauración del socialismo por la vía armada; el otro era el modelo adoptado por Chile que con Salvador Allende llegaba al poder por la vía democrática, pero fue la derecha la que se impuso a través de un golpe militar y la llegada al poder de Jorge Pacheco y de su sucesor Juan María Bordaberry estableciendo un gobierno totalitario que provocó la salida del Uruguay de muchos intelectuales; entre ellos la del poeta Saúl Ibargoyen quien, para fortuna nuestra, escogió nuestro país para radicar y quien falleció en la capital mexicana hoy hace un año. Llegó a nuestro país con 46 años de edad, en 1976 y se quedó para siempre aquí naturalizándose mexicano. Formó, junto con el también exiliado Juan Gelman la “Generación de la Crisis”. Al momento de su fallecimiento tenía 89 años de edad. Les dejo este poema de su autoría.
Como raíces callejeras que levantan las piedras
o brazos desde adentro
que rompen una baldosa casi triste
o ramajes del abajo oscurecido
que con uña avanzando pueden agrietar
las sustancias del cemento:
de éste y no
de otro modo rutinario
que se afirma entre silencios
de posible entremezcla
o de fibras jugosas entrelabiadas bebiéndose:
de ésta y no
de otra manera vulgar
que talmente se agarra a probables chillidos
de entrescuchadas tendencias al derrumbe
o al crecimiento hacia el fondo
de goterones minerales:
así éstas y no más opciones
poseídas por una especie de carne morada
meneándose y roturando entretelas y salivas
que aquí alzan el papel
y aquí se instalan.

Post Relacionados

Deje un comentario