18.2 C
Xalapa, MX
9 abril, 2020
Cultura,Arte y Turismo

Efemérides 26 de Marzo por Juan Rivero Valls

El médico francés Joseph Ignace Guillotin falleció hoy hace 206 años
Por Juan Rivero Valls
Ha de ser triste y hasta traumático que su fama provenga del aparato de ejecución mas famoso del mundo, la “guillotina”, que adquiere su nombre del diputado a la Asamblea Nacional Francesa al término de la Revolución de 1789, Joseph Ignace Guillotín, quien falleció hoy víctima de ántrax en un hombro hace 206 años. Guillotin era un médico cirujano que propuso el uso de ese aparato (el nombre con el que se conocía en Francia era el de mannaia) con la idea de “evitar” mayores sufrimientos a los condenados a muerte que, durante la época del terror, fueron miles. Y es que antes de eso se utilizaban métodos que no causaban la muerte inmediata como el desmembramiento, la horca (en Inglaterra se usaba el método de ahorcar y arrastrar el cadáver) o, en casos como el de España el “garrote vil” (que se siguió usando hasta bien entrado el siglo XX y era uno de los métodos de ejecución favoritos de Franco). El hecho de que el nombre se volviera epónimo del aparato en cuestión, causó verdaderos sufrimientos a sus descendientes que, de plano, cambiaron su apellido. Al parecer, el doctor Guillotin era contrario a la pena de muerte, pero ante los hechos propuso el uso de la guillotina por “razones humanitarias”. Cuando falleció en la ciudad de París tenía 76 años de edad. Hay una leyenda urbana que dice que el doctor Guillotin fue ejecutado con el mismo aparato que propuso, pero en realidad se trata de otro médico, éste de la ciudad de Lyon, también de apellido Guillotin que si fue ejecutado con ella.

Vista previa de imagen

Se cumplen hoy 193 años del fallecimiento de Ludwig van Beethoven
Por Juan Rivero Valls
El último de los clásicos y el primero de los románticos y, tal vez, el músico mas grande que ha visto el mundo, Ludwig van Beethoven, falleció hoy en la ciudad de Viena hace 193 años. Su abuelo era el director de la orquesta de capilla del príncipe elector de Colonia, puesto que heredó su padre, un mediocre tenor que vio en Ludwig una posibilidad de trascender; impresionado por la fama de Mozart, quiso que su hijo, 14 años mayor, fuera también un niño prodigio, así que además de que le daba sus primeras lecciones, lo obligaba a practicar constantemente aislándolo de los demás niños de su edad y obligándolo a levantarse a media noche para tocar el piano a sus amigos que llegaban de francachelas nocturnas. El primer concierto público de Beethoven lo dio cuando tenía siete años de edad, aunque su padre lo presentó como un niño de seis con la idea de igualar la primera presentación de Mozart a esa edad. Beethoven. A los 11 años publicó su primera composición y un año después fue contratado por la orquesta del príncipe elector Maximiliano, como intérprete de viola. A los 17 años marcha a Viena donde tuvo un fugaz encuentro con Mozart que contaba ya con 31 años de edad. Mozart dijo de Beethoven “Recuerden su nombre; este joven hará hablar al mundo”. En Viena Beethoven recibió clases de Haydn y de Salieri. Esos años comienza a tener problemas severos de sordera, lo que quedó manifiesto en una carta dirigida a sus hermanos donde da cuenta de la desesperación que le provoca que un músico se quede sordo; a este documento, escrito en 1802, se le conoce como “El testamento de Heiligenstadt”. La vida de Beethoven estuvo siempre llena de desamores y sufrimiento; cuando Napoleón Bonaparte inició su periplo europeo, fue visto por la mayoría de los intelectuales europeos como un “liberador” y Beethoven le dedicó su sinfonía N° 3, llamada “Heroica”, pero cuando Napoleón se autonombró emperador, Beethoven enfureció borró el nombre del militar francés y, de hecho, a la caída de Napoleón, compuso una obra para un instrumento inventado por Johann Nepomuk Mälzel, inventor, entre otras cosas del metrónomo, llamado “Panarmónico”. Esta obra, “La batalla de Wellington”, saludaba la derrota de Napoleón. Totalmente olvidada, esta obra dejó de interpretarse cuando desapareció el instrumento; el último de ellos fue destruido durante un bombardeo en la II Guerra Mundial. Con problemas económicos, Beethoven estuvo a punto de abandonar Viena para mejorar su situación, pero los ricos nobles le ofrecieron una renta que le permitiría vivir sin sobresaltos con la condición de que no abandonara la ciudad. Beethoven aceptó y firmó un contrato que le permitió ser el primer músico independiente de la historia, pues no forma parte de la nómina de ningún noble, lo que le permitía componer lo que él quisiera y cuando quisiera. En esta época publicó su séptima y octava sinfonía y reformó su única ópera, “Fidelio” (originalmente titulada “Leonore”), con un enorme éxito. Recluido y sordo, con ayuda del metrónomo de Mäzel y otros instrumentos acústicos, compuso su obra cumbre, la Novena Sinfonía, cuyo último movimiento, La “Oda a la alegría” se basa en el poema homónimo de Friedrich Schiller que escribió para él. Beethoven nunca se casó ni tuvo hijos, solo su sobrino Karl, quien heredó todos sus bienes. En su sepelio, llevado a cabo tres días después de su fallecimiento en 1827, se interpretó el “Requiem” de Mozart y a su entierro acudieron mas de 20 mil personas. Tenía 57 años de edad.

Vista previa de imagen

El poeta estadounidense Walt Whitman falleció hoy hace 128 años
Por Juan Rivero Valls
Aunque sé que mi buen y admirado amigo Roberto Peredo no estará de acuerdo conmigo por considerar al poeta estadounidense Walt Whitman, quien falleció hoy en Cadmen, Nueva Jersey hace 128 años, como uno de los grandes poetas del siglo XIX, se debe destacar la influencia, confesada por ellos mismos, que dejó sobre poetas como T.S. Eliot, Federico García Lorca o Jorge Luis Borges. Whitman, que estudió hasta los 11 años de edad, tuvo innumerables trabajos para sobrevivir ante una pobre economía familiar. Durante la Guerra Civil militó en el bando de la unión (norte) y trabajó como enfermero en hospitales para soldados heridos en batalla. Su obra cumbre, “Hojas de hierba”, cuya edición financió el mismo y en la que trabajó durante mas de 30 años, fue considerada obscena debido a las referencias sexuales y, de hecho, se le ha considerado a él mismo (aunque nunca se le conoció una relación con otro hombre) como homosexual o bisexual. Es considerado el creador del “verso libre” de la poesía estadounidense; su poema mas famoso es, sin duda “Capitán, oh mi capitán”. Whitman falleció de una pleuresía a los 73 años de edad. Les voy a dejar este fragmento de su gran poema “Hojas de hierba”.
Hojas de hierba (fragmento)
“Creo que una brizna de hierba no es inferior a la jornada de los astros
y que la hormiga no es menos perfecta ni lo es un grano de arena…
y que el escuerzo es una obra de arte para los gustos más exigentes…
y que la articulación más pequeña de mi mano es un escarnio para todas las máquinas.
Quédate conmigo este día y esta noche y poseerás el origen de todos los poemas.
Creo en ti alma mía, el otro que soy no debe humillarse ante ti
ni tú debes humillarte ante el otro.
Retoza conmigo sobre la hierba, quita el freno de tu garganta.
(…)
Creo que podría retornar y vivir con los animales, son tan plácidos y autónomos.
Me detengo y los observo largamente.
Ellos no se impacientan, ni se lamentan de su situación.
No lloran sus pecados en la oscuridad del cuarto.
No me fastidian con sus discusiones sobre sus deberes hacia Dios.
Ninguno está descontento. Ninguno padece la manía de poseer objetos.
Ninguno se arrodilla ante otro ni ante los antepasados que vivieron hace milenios.

Vista previa de imagen
El dramaturgo estadounidense Tennessee Williams nació hoy hace 109 años
Por Juan Rivero Valls
Muchas de sus obras, que han sido (y siguen) interpretadas por compañías teatrales de todo el mundo, han sido llevadas a la pantalla cinematográfica como “La noche de la iguana”, “Un tranvía llamado deseo” o “La gata sobre el tejado de zinc caliente” han hecho de Tennessee Williams, quien nació hoy en Columbus, Misisipi hace 109 años uno de los dramaturgos mas representados y famosos de la historia. Su familia se mudó a San Luis Missouri, donde Thomas Lanier Williams III (que era su nombre real) ingresó a la Universidad de Missouri-Columbia donde sus compañeros le aplicaron el apodo de Tennessee debido a su acento sureño y en 1935 publicó su primera obra “Cairo, Shanghai, Bombay!”. Mientras vivía en Nueva Orleans escribió “Un tranvía llamado deseo”. Al entrar Estados Unidos en la II Guerra, quiso alistarse pero fue rechazado por su perfil siquiátrico: Alcohólico, homosexual y problemas cardiacos, así que se trasladó a Hollywood para trabajar en la Metro Goldwyn Mayer para escribir la adaptación de su novela “El zoológico de cristal” que fue un éxito y su fama se extendió por todo Estados Unidos. En 1983, cuando tenía 71 años, fue hallado muerto en la habitación de un hotel de Nueva York. El parte médico dice: “intolerancia al Seconal”. Pero Tennessee Williams, además de dramaturgo y novelista, era también un respetable poeta; les voy a dejar éste.
APAGAR EL VELADOR

Apagar el velador
es un acto a cuya eventual necesidad me rindo,
con reticencia cada vez mayor,

y que demoro leyendo más allá de mi límite
de concentración algún artículo o relato,
tomándome otra copa de jerez Dry Sack, poniendo
la píldora para dormir en un lugar donde pueda localizarla
con facilidad en la oscuridad, por si la tableta preliminar
de Valium no bastara

Porque, verás, a los sesentaicinco,
renunciar a la conciencia para dormir
implica, usualmente, un dejo de aprensión nerviosa,
porque tal vez no vuelva a revivir. Sin embargo,

a veces sospecho que hay en esto
un cierto placer escondido: también un dejo
de fascinación oculta en la rendición?

Vista previa de imagen
El poeta estadounidense de la “Generación Beat” Gregory Corso nació hoy hace 90 años
Por Juan Rivero Valls
La vida de Gregory Nunzio Corso, quien nació hoy en Nueva York hace 90 años, estuvo siempre marcada por el abandono y la tragedia; su madre, una chica italiana que quedó embarazada a los 16 años, lo abandonó cuando él tenía dos años de edad y regresó a Italia; Gregory Corso jamás la vio después de eso, así que fue enviado a orfanatorios y casas de acogida. Cuando tenía 11 años de edad, su padre se casó y lo recogió, pero constantemente desaparecía, por lo que nuevamente fue enviado a orfanatos. Al salir, con 17 años de edad, Gregory se dedicó a delinquir, robando comercios por lo que fue encarcelado; en prisión se dedicó a “devorar” toda la biblioteca del penal y comenzó a escribir poemas. Cuando salió de prisión en 1950, conoció en un bar a Allen Gingsberg, uno de los poetas fundadores de lo que se conoce como “Generación Beat” y quien lo introdujo en ese ambiente donde Corso destacó; de hecho, Gingsnerg lo consideró como “el mejor poeta de América”. Corso falleció en el 2001, víctima de un cáncer de páncreas, a los 71 años de edad. Les voy a dejar este poema.
HOLA…

Es desastroso ser un ciervo herido.
Soy el más herido, los lobos merodean,
y también tengo mis fallas.
¡Mi carne está atrapada en el Gancho Inevitable!
De niño vi muchas cosas que no quería ver.
¿Soy la persona que no quería ser?
¿Esa persona que habla consigo misma?
¿Esa persona de la que los vecinos se burlan?
¿Soy quien, sobre escalones del museo, duerme de costado?
¿Visto las ropas de alguien que falló?
¿Soy el tipo loco?
En la gran serenata de las cosas,
¿soy e pasaje más omitido?

Vista previa de imagen

La escritora estadounidense Erica Jong nació hoy hace 78 años
Por Juan Rivero Valls
Con un fragmento del poema Don Juan de Lord Byron que reza:
¡Ay, el amor de las mujeres! Sabemos
que es algo encantador y algo temible.
Todo a esa suerte lo echan, y si pierden
nada la vida tiene ya que darles
excepto burlas del pasado.
Como el salto del tigre es su venganza:
mortal, rauda, aplastante. Su tortura
es tan real que lo que ellas infligen lo sufren.
Tienen razón. El hombre es a menudo muy injusto con el hombre;
con las mujeres lo es siempre. Les une
un único vínculo: solo confían en la perfidia.
Enséñales a disimular. Sus corazones, rotos, desesperan
sobre su ídolo, hasta que una lujuria más ardiente
las compra en matrimonio… ¿Y qué queda luego?
Un marido ingrato —un amante infiel más tarde—
y, después, vestidos, hijos, rezos… y se acabó todo.
Algunas toman un amante, otras se dan a la bebida o a las preces,
otras cuidan de su casa, otras se disipan,
algunas se fugan y no hacen más que cambiar de preocupaciones,
perdiendo las ventajas de una posición respetable.
Mas pocos son los cambios que pueden mejorar su suerte
al ser la suya una situación antinatural
desde el palacio aburrido hasta el sucio tugurio.
Y las hay que optan por ser perversas y luego escriben una novela.

La escritora estadounidense Erica Jong, quien nació hoy en la ciudad de Nueva York hace 78 años, usa como epígrafe para su mas conocida novela (Con miedo a soñar), que, a la fecha, ha vendido mas de 15 millones de ejemplares y que, a pesar de ser su primera novela (ya había escrito algo de poesía) es catalogada, a partir de él, como una autora de literatura erótica; nada mas falso, pues su escritura, además de ser un poco autobiográfica, lo que busca esencialmente es dignificar los derechos de la mujer no solo ante la sexualidad, sino ante todos los aspectos de la vida. No se trata de una escritora feminista, sino de una mujer tratando de explicar las formas de llevar una vida plena. En la actualidad, Erica Jong pasa su tiempo entre la ciudad de Nueva York y Conneticut. Su último trabajo es del 2015 titulado “Miedo a morir”

Vista previa de imagen
El escritor alemán Patrick Süskind nació hoy hace 71 años
Por Juan Rivero Valls
Aunque para la Academia de Hollywood que entrega los premios Óscar la película franco-hispana-alemana “El perfume” pasó desapercibida en el 2007, en Europa fue todo lo contrario, arrasando en todos los festivales en que se presentó. Esta cinta (hay ahora una serie de televisión) dirigida por el cineasta y músico alemán Tom Tykwer y que narra la vida de un asesino serial en los años previos a la Revolución Francesa que, abandonado de recién nacido, es criado en un orfanato donde desarrolla un especial sentido del olfato y se obsesiona por crear una fragancia arrebatadora y lo logra “sacando” la fragancia de mujeres que asesina. Esta cinta está basada en la novela “El perfume” del escritor alemán Patrick Süskind, quien nació hoy en Baviera hace 71 años. Esta novela, traducida ya a mas de 40 idiomas y con mas de 15 millones de ejemplares vendidos es, obviamente, la obra mas famosa del escritor alemán quien comenzó escribiendo teatro con una obra llamada “El contrabajo” que permaneció en cartelera en teatros alemanes por mas de 500 representaciones, siendo la obra mas duradera en cartelera en la historia del teatro alemán. Poco se sabe de su autor, ya que es un escritor huraño, casi anacoreta que no acude a festivales ni a lugares públicos y, por supuesto, no concede entrevistas. Se sabe que estudió historia medieval y moderna en la Universidad de Münich y que, en los años 70 trabajó como guionista televisivo. Actualmente reside en la ciudad de Münich.

Vista previa de imagen

El escritor de novela “negra” Raymond Chandler falleció hoy hace 61 años
Por Juan Rivero Valls
En los años setenta del siglo pasado comenzó a aparecer en mi una suerte de fascinación por el cine negro y especialmente después de ver una maravilla llamada “El halcón maltés”, basada en la novela homónima de Dashiell Hammet, así que busqué la novela y la leí ávidamente; por ese entonces encontré un relato corto publicado en una revista (no recuerdo en cual) llamado “El simple arte de matar” de un escritor llamado Raymond Thornton Chandler, quien falleció hoy en La Jolla, California hace 61 años. Cuando Chandler era un niño, su padre, alcohólico, abandonó a la familia en la ciudad de Chicago y su madre envió a Raymond a Inglaterra con su familia para que recibiera una educación sólida. Chandler se naturaliza británico en 1907 y tras un breve paso por la milicia, trabaja como reportero para el London Daily Express. En 1912 regresa a los Estados Unidos y se instala en Los Ángeles con su madre; estudia contabilidad por correspondencia. Participa en la Primera Guerra en el frente francés y al término de la guerra se instala ya de manera definitiva en Los Ángeles. Escribe imitando a Hammet, pero con un estilo irónico y un tanto cínico y publica su primera novela a los 51 años de edad: “El sueño eterno” donde ya aparece su famoso personaje el detective Marlowe. Cuando falleció, tenía 71 años de edad. Les voy a dejar este poema.
El camino de una mujer

Ven, amor, conmigo,
recorramos el mundo,
antes de que la gloria se desvanezca
y se plieguen las alas,
y pasearemos cogidos de la mano
como un niño y una niña en el país de Jauja.

Quédate conmigo, amor, en la ciudad brumosa
donde el sol apenas osa
tímidamente infiltrarse,
y contemplaremos la vida cogidos de la mano
como un niño y una niña en el país de los padres.

Vete de mí, amor,
Si no deseas permanecer;
sigue tu inclinación,
es lo mejor que puedes hacer.
Y parecerá que yo sujeto tu mano
como un niño que sueña con el país de las Hadas.

¿Debo dejarte, amor?
¿Acaso debo irme?
Sea, entonces, como deseas,
porque tú debes saberlo.
Deja sólo que piense que sujeto tu mano,
por cualquier país vagaré contento.

Vista previa de imagen

La escritora y política mexicana Griselda Álvarez falleció hoy hace 11 años
Por Juan Rivero Valls
No sé si recuerden una época en que el Seguro Social tenía teatro, cine y música; pues esa actividad (ahora infortunadamente desaparecida) fue obra de Griselda Álvarez Ponce de León que, a pesar de haber nacido en la ciudad de Guadalajara, tenía fuertes vínculos con el estado vecino de Colima pues su bisabuelo fue el primer gobernador del Estado y su padre lo fue también. Ella, que falleció hoy en la ciudad de México hace 11 años, había estudiado para maestra normalista y la carrera de letras españolas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Ocupó diversos cargos públicos como el ya referido en el Seguro Social y fue electa senadora de la república por el estado de Jalisco y en 1979 como gobernadora del estado de Colima, siendo la primera mujer electa para ese cargo en el país. Al término de su mandato fue nombrada directora general del Museo Nacional de Arte. Fue presidenta honoraria del colectivo “Mujeres Universitarias”, agrupación a la que dedicó este soneto. Cuando falleció tenía 96 años. Les dejo pues este soneto:
Nacer mujer es un inmenso reto,
circunstancia toral, dura la vida,
la hembra viene en pecado concebida
y el hombre nace lleno de respeto.
Buscas no ser objeto, ser sujeto
con ovárica fuerza sostenida,
para luchar con alma dividida
porque no en todo lograrás boleto.
Te dan sencillo mas te exigen doble,
sangras ante la ley casa conquista,
en la maternidad, sustancia noble,
gigante siempre aunque el dolor embista,
por fuerza suave adentro roble,
pero te hacen, a golpes, ¡feminista!.

Vista previa de imagen

La pintora cubana Gina Pellón, falleció hoy hace seis años
Por Juan Rivero Valls
Exiliada en París desde 1959, la pintora expresionista cubana Gina Pellón Mantilla, falleció hoy hace seis años. Gina, que había nacido en Cumanayagua, estudió en la Academia de Bellas Artes San Alejandro de La Habana y al triunfo de la Revolución marchó a París donde vivió el resto de su vida, convertida en una promotora de la “democratización” de Cuba y por la liberación de los presos políticos. En París montó mas de 100 exposiciones individuales con su colorida y tropical obra. Cuando falleció tenía 87 años de edad.

Vista previa de imagen
El poeta sueco, Premio Nobel 2011, Tomas Tranströmer, falleció hoy hace cinco años
Por Juan Rivero Valls
Aunque en nuestro país es un novelista y poeta prácticamente desconocido, Tomas Gösta Tranströmer, quien falleció hoy en su natal Estocolmo, Suecia hace cinco años, es un escritor de gran influencia en la zona norte europea; provenía de una familia liberal y estudió psicología; sus poemas y novelas no tratan temas sociales, sino que pretenden ser un reflejo de la realidad. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 2011. Cuando falleció tenía 83 años de edad. Al final de su vida sufrió un derrame cerebral que le impidió expresarse, pero continuó escribiendo y aprendió a tocar el piano (que había tocado toda su vida) solo con la mano izquierda. Les voy a dejar este poema.
El cielo a medio hacer

El desaliento interrumpe su curso.
La angustia interrumpe su curso.
El buitre interrumpe su vuelo.

La luz tenaz se vuelca;
hasta los fantasmas se toman un trago.

Y nuestros cuadros se hacen visibles,
animales rojos de talleres de la Época Glaciar.

Todo empieza a girar.
Andamos al sol por centenares.

Cada persona es una puerta entreabierta
que lleva a una común habitación.

Bajo nosotros, la tierra infinita.

Brilla el agua entre árboles.
La laguna es una ventana a la tierra.

Vista previa de imagen

La bailarina y poetisa venezolana Sonia Sanoja falleció hoy hace tres años
Por Juan Rivero Valls
La poesía y, especialmente la danza venezolana debe estar en deuda con la poetisa y bailarina Sonia Sanoja, quien falleció hoy en su natal Caracas hace tres años. Fue una de las pioneras de la danza moderna en Venezuela. Como todas las niñas de su época, comenzó estudiando ballet clásico en el Instituto Andrés Bello, que había sido fundado por un par de parejas de bailarines argentinos que formaban parte de los “Ballets Rusos” del coronel Basil. Junto a su gran amiga Graciela Henríquez (Grishka) con quien funda la compañía de Danza Moderna de Venezuela. A la vez de estudiar danza, incluso en París, desarrolla una carrera paralela de filosofía y letras en la Universidad de Caracas. Cuando falleció tenía 85 años de edad, les voy a dejar este breve poema de su autoría.
“Yo estaba en el centro de todo.
Un poco perdida y sorprendida a la vez
por lo extraño: algo desconocido
que venía en el roce
con aquella realidad interior y
también en los sentidos
apenas capacitados para intuir aquello…
Yo estaba en el centro de todo.
Mi única señal, mi única medida:
mi corazón latiendo en un espacio extraño”.

Vista previa de imagen

Post Relacionados

Deje un comentario